Triacastela

TRIACASTELA VIDEOS

Albergues Triacastela

Albergues Triacastela

Albergues, Hoteles, Hostales y Casas Rurales

TRIACASTELA

Las primeras noticias que se tienen de Triacastela están relacionadas con Conce Gatón y el Monasterio de San Pedro y San Pablo. El Conde Gatón aparace como fundador del citado monasterio, situado en el pueblo de San Pedro de Ermo. Por diversos documentos se deduce que podría que ser a mediados del Siglo IX.

Ordoño II, en el año 922, hace donación de este monasterio a la Iglesia del Apostol, como ofrenda por el alma de su esposa, Doña Elvira.

Xelmirez acompaña a la reina Doña Urraca hasta Triacastela en la campaña contra Elfonso II el Batallador, en el año 1112.

Alfonso IX es el mayor benefactor que tuvo Triacastela a través de los siglos. Quiso hacer de Triacastela una gran ciudad. En un documento de 1228, el mimo rey hace mención a la “Nueva Triacastela”

La ciudad medieval que Alfonso IX pensó que estaba iniciada, no alcanzó el éxito esperado. El auge alcanzado en el Siglo XIII dio lugar a fuertes discusiones entre las sedes de León y Lugo, dando origen a documentos de indudable valor histórico entre entre los que se cuentan bulas dictadas por siete Papas.

Cuatro reyes pernoctaron en Triacastela; los Reyes Católicos (1468), Carlos I (1520) y Felipe II (1540). Pasaron los siglos y Triacastela continuó siendo un pequeño pueblo rural.

Tuvo Triacastela también hospital de peregrinos. Todavía se conserva la casa en la que estuvo situado, llamada hoy en día “Casa Pedreira”. Su documentación es conocida desde el año 1654 a 1792, que desaparece.

A Triacastela se entra por el Camino de Santiago despues de dejar Pedrafita do Cebreiro y el Alto do Poio que supone ese esfuerzo extra para poder ver las amplias panorámicas que se divisan en su cima. Pero el premio está también en la bajada, suave y con una naturaleza que poco a poco va cambiando al pasar por Fonfría. Llegando a O Bidueiro, podemos ver unas impresionantes vistas del monte Oribio de 1443 metros de altitud. Seguimos bajando hasta Pasantes y Ramil donde podemos ver un árbol centenario de los que abundan por estos parajes, antesala de Triacastela.